TuKabbalah.com.ve

TuKabbalah.com.ve

Somos una organización dedicada a expandir los conocimientos de la kabbalah, sin fines de lucro por medio de el Instituto de Kabbalah Universal (IKU) que a su vez es una fundación de enseñanza de la Kabbalah que surge por la necesidad actual de volver a abrevar de las fuentes antiguas de Sabiduría y Misticismo y así darle un giro actual, moderno y adecuado a la formación Kabbalística en pro del desarrollo espiritual e íntegro del individuo y la sociedad.

Esta semana, me gustaría ir de vuelta al principio. Espiritualmente, sabemos que todo lo que hacemos se basa en el deseo, es la fuerza motriz del universo. ¿De dónde viene el deseo de ser padre? Personalmente, después de haber elegido hacerlo, desde luego, no ha sido fácil, desde el embarazo hasta el parto, y luego en el compromiso de su desarrollo.

 

Entonces, ¿por qué crees que decidimos tener hijos?

 

En un nivel superficial, la respuesta es probablemente un poco diferente para cada uno de nosotros: para estar orgullosos de nuestros hijos, para continuar con el negocio familiar, para continuar con el nombre de la familia, para que nos dé nietos en nuestra vejez. La lista podría seguir y seguir, e incluso incluir algunas muy buenas razones. Pero cualquier día, tú y yo podríamos ver alguna de estas razones y pensar, esto no está saliendo de la forma que esperaba. Quiero estar orgulloso, pero hoy me siento avergonzado por el comportamiento de mi hijo o decepcionado en sus decisiones. La historia ofrece evidencia de que los niños probablemente no va a salir según lo planeado. Entonces, ¿por qué la mayoría de nosotros tenemos o deseamos tener, al menos un hijo, y probablemente más?

 

Según la Kabbalah, la fuerza que llevó a la creación del universo, es conocida como la Luz. Por su propia naturaleza, esta energía está dando constantemente, sin juzgar ni esperar nada a cambio, es un manantial inagotable de amor incondicional. Al ser completamente desinteresada, la Luz crea una entidad capaz de recibir lo que la Luz tan infinitamente da. Así que la Luz creó la vasija, que constantemente quería recibir. Finalmente, la vasija probó fronteras y llegó a querer hacer las cosas por sí mismo. ¿Te suena familiar? Sí, nosotros los seres humanos, especialmente los niños, poseemos muchas de las cualidades de la vasija. Y en el día a día, nosotros, los padres compartimos muchas cualidades de la Luz.

 

Me resulta útil ver la dinámica entre padres e hijos en cuanto a esta relación fundamental entre la vasija y la Luz, con los padres en el rol de la Luz y los niños como la vasija. Podías pensar que estoy loco al compararnos con la Luz cuando todos sabemos cuán lejos estamos de ser totalmente desinteresados, pero tener hijos nos da la mejor oportunidad para ejercer exactamente esa cualidad. Esto nos coloca en una posición donde tenemos que poner las necesidades de otra persona antes de la nuestra, donde nuestros hijos nos están empujando constantemente para parecernos más a la Luz. Como la escritora Lisa Sheppard tan acertadamente lo dijo, "En la crianza de mis hijos perdí mi mente, pero encontré a mi alma".

 

Nuestra necesidad de ser más como la Luz es la base real de nuestro deseo de tener hijos. Es por eso que frente a situaciones difíciles con tus hijos, debes intentar actuar como la Luz de la mejor manera posible, y luego preguntarte a ti misma (o), ¿qué está tratando de decirme está situación? ¿Qué se supone que debo aprender? ¿Qué podría hacer de manera diferente? De esta manera, cuando uno de tus hijos se porta mal puedes ser menos reactiva (o), me centro menos en mi propia vergüenza, y realmente estoy ahí para mi hijo (a), con amor y sin prejuicios. Cuando hago esto me parece que tengo las palabras adecuadas en el momento adecuado, y la inspiración para apoyar a mi hijo (a) de la mejor manera.

 

Si usted y yo podemos aprender a ver con nuestros hijos cada desafío como una oportunidad para comportarse un poco más como la Luz no sólo vamos a ver un cambio en nuestros niños, también vamos a estar haciendo progresos en el trabajo espiritual, estamos en esta vida para lograrlo.

La Kabbalah ?el cuerpo de conocimiento espiritual más antiguo? contiene las llaves para abrir los secretos del universo al igual que las llaves de los misterios del alma y el corazón humano. Las enseñanzas kabbalísticas explican las complejidades de tanto el universo material como el universo intangible, al igual que la naturaleza física y metafísica de toda la humanidad. La Kabbalah nos revela en detalle, como navegar ese terreno extenso para entonces poder eliminar todas las formas de caos, dolor y sufrimiento.

Por miles de años, los grandes maestros kabbalistas han enseñado que todo ser humano nace con el potencial de grandeza. La Kabbalah es la forma de activar ese potencial.

La intención de la Kabbalah fue siempre de ser usada, no solo aprendida. Su propósito es traer claridad, entendimiento y libertad a nuestras vidas, y potencialmente hasta borrar la muerte.

De acuerdo con las enseñanzas kabbalísticas, el universo no es ni caótico ni desordenado; sino que opera de acuerdo con ciertos principios que lo gobiernan. Así como las leyes básicas como la gravedad y electricidad afectan nuestra existencia, así también las leyes espirituales universales influencian nuestras vidas. La Kabbalah (derivada de la palabra hebrea lekabel, recibir) nos enseña a entender estos principios para que nosotros podamos recibir satisfacción verdadera en cada área de nuestras vidas. Más aún, la Kabbalah nos enseña el uso de estas leyes espirituales para influir positivamente a toda la humanidad.

Aunque el término "religión" es usado por la gente como una etiqueta para describir a la Kabbalah, esta no es la nomenclatura más adecuada. La Kabbalah es, de hecho, más una "tecnología" que una religión. Esta tecnología, como las ciencias, nos permite conectarnos con y usar las poderosas leyes espirituales del universo para nuestro propio desarrollo y el mejoramiento del mundo.

En existencia desde el principio del tiempo y descubierta hace 4000 años, la Kabbalah es mucho más que un sistema filosófico intelectualmente fascinante. Es una descripción precisa de la naturaleza entrelazada de las realidades espirituales y físicas. La Kabbalah provee un complemento completo de herramientas poderosas y prácticas para obtener la paz y dicha que todos deseamos? y merecemos. De acuerdo con la Kabbalah, estos principios antiguos son el sistema que permitió la creación de la vida misma.

Así que la Kabbalah es simplemente una serie de tecnologías (o herramientas) que, si se usan apropiadamente, pueden eliminar caos e incrementar la satisfacción en nuestras vidas y en el mundo. Para acceder estas tecnologías, uno sólo debe estar dispuesto a aprenderlas y a aplicarlas. A diferencia de los grupos espirituales, no se requiere de ninguna membresía para estudiar Kabbalah, sólo el simple deseo de mejorar nuestras vidas y la disciplina de aplicar estas herramientas a nuestras circunstancias.

La Kabbalah es a la espiritualidad como el ejercicio y la dieta son para el cuerpo físico: sólo son útiles si se aplican. Los estudiantes de Kabbalah sólo pueden experimentar resultados positivos si están dispuestos a aplicar estas tecnologías en sus vidas.

La Kabbalah puede ser estudiada a través de clases en un Centro de Kabbalah, libros, audio y video, cursos en línea, teleconferencias, y de uno a uno con un instructor privado. La Kabbalah puede ser practicada y aplicada al atender a eventos y a través de la aplicación simple de sus principios en nuestra existencia diaria.

Debemos volver a abrevar de las fuentes antiguas de Sabiduría y Misticismo y así darle un giro actual, moderno y adecuado a la formación Kabbalística.

Más Visto

Recientes