Recordar lo necesario.

Fecha: enero 18, 2015 - 12:39 pm Por: Jonathan Ascanio

Rav. Shimon dice que la Tora, es una gran metáfora. Esta es una maravillosa lección para inyectar en nuestra conciencia durante esta semana. Cuando empiezas a leer la lección correspondiente a esta semana la cual comienza en éxodo capítulo 10. Esta porción el Creador le habla a Moshe sobre salir de Egipto. Y pensamos algo como: “que Moshe sacase a los Israelitas de Egipto”. Pero realmente, si bien esto se refería en parte a aquella situación, nos está dando un gran mensaje. Sabemos que espiritualmente Egipto representa los 49 niveles de negatividad y oscuridad los cuales pueden poseer a una persona, a un alma. Por lo tanto el mensaje para nosotros hoy es: “necesitas salir de tu negatividad, necesitas hacer algo diferente para no seguir cayendo en esos 49 niveles que están opacando tu alma”.

Parte de lo que podemos hacer, según nos enseña esta porción de Bo, es empezar a recordar. Esto precede de un comentarista de la Tora que se enfoca en las palabras de Moshe al salir de Egipto: zikarón, zikarón. Lo que podemos traducir como recordar, recordar. En una parte de la Shema, la oración de conexión espiritual, decimos: Lemaán tizkerú, lo que se traduce como “para que recuerdes”. Ahora, ¿Qué quiere decir todo esto, que es lo que debemos recordar? Podríamos pensar que se trata simplemente de recordar el pasado, lo que vivieron los Israelitas, los ejemplos que nos dios Moshe, pero aunque son lecciones muy importantes a tener en cuenta, siempre hay luz en la Tora más allá de una situación en particular, la Tora no se limita a un punto determinado, sino que abarca todo el entendimiento y la divinidad de la creación, por lo tanto las palabras de Rav. Shimon cobran aún más vida y más sentido. ¿Qué es lo que nos dice la Tora que debemos recordar hoy en nuestros días? ¿Cuál es el mensaje que quiere transmitirnos?

Los kabbalistas explican que es importante perfeccionar nuestra memoria y no caer en olvidos. Pero para ellos olvidar no tiene que ver tanto con un acto físico de este instante, ayer, hace una semana o un mes. Olvidar es un nivel que es referido como la muerte del corazón de uno, del corazón espiritual de uno. Para explicarlo mejor, en nuestras vidas hay dos formas de recordar, una es el recuerdo de la memoria física, nuestras vivencias, compromisos, ocupaciones, familiares, etc. La otra es recordar la realidad superior, mundo supernal o realidad metafísica todo el tiempo, esto implica vivir en una conciencia elevada donde nuestra alma está por encima del mundo físico. A través de este entendimiento revelamos lo que nos quiere transmitir la Tora, necesitamos recordar constantemente que es lo que somos, de donde vinimos y a donde vamos espiritualmente hablando.

Si eres realista contigo mismo, todos y cada uno de nosotros se levanta enfocado en las prioridades físicas de este mundo. ¿Cuál es mi importancia en este mundo? ¿Qué piensan los demás de mí en este mundo? ¿Qué me están haciendo las otras personas en este mundo y como puedo yo hacerlas mejor que ellos? Todo se trata de tu deseo del “YO” en su máxima expresión. Pero a través de esta nueva conciencia entendemos que nuestro enfoque debería ser ¿dónde estoy viviendo mi vida? ¿A dónde se dirige mi atención? ¿Es a todo en este mundo, o mi alma está conectándose con el Mundo Superior, con la conciencia divina de mi alma?

Lo que revelan los Kabbalistas es que cuando permitimos que nuestros recuerdos estén enfocados solo en el mundo del 1 % ocurre una desconexión, nuestra alma y la luz del Creador se distancian la una de la otra. Entonces entramos en un nivel contrario a zikarón, el cual el shejija (olvidar). Porque simplemente estamos olvidando la realidad superior, que es realmente nuestra realidad. Por lo tanto el secreto es vivir en este mundo sin olvidar, es decir, claro que tenemos que trabajar, cumplir, esparcirnos, y cumplir nuestro papel en esta vida de padres, hermanos, esposos, amigos, etc. pero en que te concentras, que es importante para ti, y cuales es tu prioridad es lo que va a marcar la diferencia. Si estás viviendo en el mundo de shejija, de olvidar, entonces solo van a ser las cosas de tu deseo de recibir las que te muevan y eso termina en caos, pera ti y para el mundo. Si por el contrario este ubicado en zikarón, en recordar, como nos lo enseño Moshe, entonces sabrás que tu conexión y tu fortaleza espiritual deben ser la prioridad y todo lo demás en este mundo físico es secundario.

Esta semana zikarón, recuerda que lo más importante es tu alma, y a través de este conocimiento adquirido comienza, como lo dijimos al principio, a desapegarte de esos 49 niveles de negatividad que pueden estar envolviendo la pureza y grandeza de tu alma. Esta es la única manera en la que podemos hacerlo, a través de recordar cada día que somos almas en un cuerpo físico y no un cuerpo físico con un alma.

Bendiciones y luz…
Con amor: Jonathan.

Deja un comentario