Siendo reales.

Fecha: febrero 26, 2014 - 9:27 pm Por: Jonathan Ascanio

Uno de los hábitos desagradables que desarrollamos en nuestra vida reactiva es el mentir, vamos llevando esta forma de ego incluso desde chicos y llega un momento en que se transforma en enfermedad, mentimos sin necesidad y lo que es peor nos mentimos a nosotros mismos, a veces hasta sin saberlo.

Si somos sinceros podemos recordar muchos episodios de nuestras vidas donde tuvimos que mentir supuestamente para proteger a alguien, otros en que mentimos por egocentrismo puro y otros en que se miente sin necesidad de hacerlo, el placer momentáneo que te hace sentir el ego cuando crees que engañas a alguien, aun cuando el único perjudicado eres tú mismo.

Una vez que comenzamos un camino espiritual nos damos cuanta cuan alejados de la esencia real de nuestras vidas está el mentir. Creo que es un llamado de atención para cualquiera: chico, adolescente, adulto o anciano. Muchas veces pensamos que una determinada edad o rango familiar nos da el derecho de escoger mentir, esto porque creemos que sabemos la razón de esta mentira y que podemos manejar con mayor conciencia a quién, cómo y por qué mentimos. “ERROR”, mentir es la causa por la que nuestras vidas están rodeadas de falsedad (personas, amigos, trabajos, bienestar, etc.), todo es un castillo de naipes cuando basamos nuestra vida en la mentira.

No importa en qué nivel tengas arraigada la mentira en tu conciencia, nuestra misión hoy es primero reconocer en qué áreas de nuestras vidas estamos siendo falsos y sincerarnos, al menos con nosotros mismos primeramente, y hacer un compromiso de no hacerlo de nuevo, comenzar a admitir en que estamos mintiendo de manera consiente nos ayudara a remover este mal habito de nuestras vidas y mientras más lo desarraiguemos más capas de falsedad removeremos de nuestra existencia.

Recuerda: si buscamos oscuridad, la oscuridad nos buscara. Si buscamos luz, la luz nos buscara. Lo que quiere decir que mientras más trabajemos en nosotros mismos, mas podremos influenciar en otros y en un cambio verdadero para ti y para el mundo en general.

Todo lo mejor…
Con amor: Jonathan.

Deja un comentario


× ocho = 64

    Suscríbete

    Suscríbase a nuestro boletin y reciba toda la informacón directamente en tu casilla de correo.

    Buscar